Conejos en la vejez



¿Cuáles son los factores que determinan que un conejito es viejo? ¿Qué tan viejo es viejo?


La edad en los conejos se determina por varios factores y el periodo que se considera crónico es muy pequeño. Sin embargo, uno de los factores más importantes en la longevidad de un conejo es su conexión emocional con su dueño, así como su conexión con otros de su misma especie. Recordemos que los conejitos son animales muy sociales y la energía que los rodea es importante: una vida calmada y equilibrada con un humano u otro conejito es más factible que alargue la vida del conejito, que una vida llena de ansiedad o donde falte estimulo.

Generalizando, se considera que un conejito alcanza su vejez al cumplir los ocho años, aproximadamente - aunque hay quienes dicen que es tan pronto como los seis años. Hay que considerar, de todas formas, que no todos los conejos tienen el mismo periodo de vida y que se sabe de algunos que han llegado a vivir hasta 18 años, todo dependerá de la calidad de vida que se le proporcione al animal, como indicamos en un inicio. 

Así como sucede con los humanos, las necesidades de los conejitos van cambiando a medida que van creciendo. Para asegurarte de que tu conejito tenga una calidad de vida saludable, a medida que entra en los años dorados de su vida, es importante que conozcas sobre los cambios en su alimentación, actividades, estilo de vida y entorno. 


Consideraciones especiales



Alojamiento

Usualmente, los conejitos en su vejez requieren de un cambio en el lugar que habitan; es importante que sea un lugar más cómodo. Para ello, puedes emplear estas sugerencias: 

  • Añade un tapete suave o alguna tela sherpa (si no sabes lo que es, haz click aquí) para evitar el deterioro de sus articulaciones. Asegúrate que tenga adherencia para ayudar al conejito a que mantenga su punto de apoyo. 
  • Colocale aquellas almohadas que son hechas para el cuello de los humanos o algunos muñecos de peluche para que se pueda apoyar, si se siente débil. A algunos conejitos les gusta apoyar su abdomen sobre estos objetos para minimizar la presión de su espalda y cadera. 
  • Sería buena idea si cambias su caja de baño por una con una entrada más baja, por ejemplo, esta o esta
  • Asegúrate que los elementos esenciales, como su plato de alimento y agua, estén cerca y sean facilmente accesibles. 
  • Ya que los conejos son, en su mayoría, seres sociales, podrías adecuarle un lugar donde el pueda ver la actividad de la casa, es decir, donde pueda ver a los miembros de la familia, otras mascotas - amigables - u otro conejito. A veces otro conejito que sea amoroso lo cuidará.

Alimentación

Ya hemos hablado de una alimentación correcta en nuestra guía de alimentación; sin embargo, es importante saber que algunos conejitos en la vejez necesitan un cuidado extra. Una vez un conejo llega a los seis años, se debe observar con más detenimiento cuánto están comiendo y si están manteniendo su peso. Si todo sigue normal, puedes seguir dándole las porciones de heno, concentrado y verduras para un conejo adulto. Ten en cuenta, de todas formas, que los conejos en esta etapa son propensos a la obesidad, esto se da porque su actividad se reduce y ya no son tan activos como cuando eran jóvenes. Por esta razón, se hace muy importante que monitorees su peso y que se siga alimentando a un nivel óptimo. 

Si ves que tu conejito tiene unos kilos de más o está aumentando de peso, deberás restringir ciertos alimentos (como los premios: zanahoria, frutas, etc). Si es el caso contrario - bajo de peso, deberás incrementar su alimentación o añadir suplementos. Todo esto deberá ser bajo la guía de un veterinario especializado.


Estilo de vida

Generalmente, el estilo de vida de un conejo viejito es diferente al de uno joven. Aunque en sus días de juventud hayan disfrutado de saltar y explorar, en la vejez pueden ser más felices acurrucándose en el sofá o recibiendo caricias por una o dos horas. Por supuesto, esto no significa que todos los conejos en la vejez lo hagan. Hay algunos tan energéticos y curiososos, que jamás creerías su edad. Sin embargo, para la mayoría de estos conejitos, reducir sus actividades es lo natural. 

Es importante que sigas motivando el ejercicio y que lo mantengas activo, tanto física como mentalmente. Asegúrate que el juego sigue siendo parte importante de su rutina. Interactua con tu conejito y juega con él. Actividades como que busque su comida o que se la pongas fuera de alcance para que trabaje por obtenerla son formas excelentes de mantener a tu conejito activo. Recuerda, además, hacer tiempo para consentirlo mucho. 


Higiene

Es común que los conejos viejos tengan algunos problemas para mantenerse limpios. El acicalamiento se vuelve más difícil, a medida que las articulaciones se desgastan. Son propensos a tener su colita más sucia, debido a accidentes o a rigidez al usar la caja de baño. Asegúrate de limpiarlos regularmente y recuerda su orejas. Si notas que su colita está un poco sucia, puedes usar toallitas húmedas para bebé.


Salud

Los conejos en la vejez son más propensos a tener problemas de salud, así que es importante que lo monitorees. Algunas condiciones a tener en cuenta son las siguientes. 

  • Escaldadura por orina. Esto podría suceder si tiene problemas para levantar su parte trasera al usar su caja de baño. También, si su pelaje queda húmedo de su orina. 
  • Talones inflamados o pododermatitis. Puede darse por una presión desbalanceada en sus patas y que se vaya quedando sin pelaje en este lugar. Para conocer más sobre este problema de salud, haz click aquí
  • Artritis. Ocurre cuando las articulaciones se desgastan debido a la edad y causa incomodidad. 
  • Maloclusión molar. Son comunes en razas pequeñas (y en razas que tienen la cara plana, como los lop o belier). Lo primero que notarás es que el conejito tiene dificultades para comer, babea cuando come o mueve su mandíbula de una manera incomoda y quizás se toca con sus patas la cara. Si tu conejito toma la comida y luego la escupe, si su cara está inusualmente húmeda después de comer o quiere comer , pero por alguna razón se aleja de la comida, es necesario que un veterinario examine sus dientes. La maloclusión molar se puede cuidar fácilmente. 
  • Ceguera. ¿Tu conejito se choca frecuentemente? Quizás no vea tan bien como antes. Varios problemas de ceguera pueden presentarse en la vejez, incluyendo glaucoma y cataratas. Puede que no haya tratamientos para algunas de las enfermedades oculares, pero puedes proveerle un entorno seguro y confiable. 
  • Lentitud del tracto gastrointestinal. Podría presentar signos de hinchazón más seguido, como un abdomen rígido e inflado. Si sus heces comienzan a cambiar y no son como las que normalmente hace, deberás llevarlo al veterinario inmediatamente. Aprende a reconocer una parada o éstasis gastrointestinal, la cual es una condición que pone en riesgo en su vida (haz click aquí para más información) 
  • Falla renal, cálculo renal. Signos, a los cuales debes poner atención son: si se sienta en su caja de baño por MUCHO tiempo o se le dificulta orinar, orina excesiva (más de la que normalmente ves), toma grandes cantidades de agua o presenta incontinencia (perdiendo, previamente, sus hábitos para hacer en su caja de baño). Otro signo es inflación del abdomen, debido a cálculos renales. El veterinario realizará un examen de orina y otros análisis para determinar la causa exacta de los problemas de tu conejito. 

Algunos conejos también podrían tener problemas para mantenerse calientes (especialmente, en meses de mucho frío), así que es bueno tener a la mano algún cojín caliente o una botella de agua caliente cuando la temperatura baja. 

Si el conejito no ha sido castrado o esterilizado, el riesgo de cáncer testicular, uterino o de ovarios se incrementa, a medida que el conejo envejece. Las hembras, especialmente, corren un mayor riesgo desde una edad temprana - a partir del primer año. La castración o esterilización incrementa enormemente su expectativa de vida. Incluso a los conejos viejitos se les puede practicar esta operación de una manera segura. Aprende sobre este procedimiento aquí.

Una vez tu conejito entre en la vejez, es importante que lo lleves al veterinario para un chequeo anual. Condiciones como ceguera o sordera, así como perdida de movilidad son muy comunes en esta etapa. El veterinario puede ayudarte a prevenir o tratar estas condiciones y, así mismo, monitorear su salud en general.


Cuidados y prevención


Ya que muchas de las enfermedades no pueden ser visiblemente detectadas, un chequeo anual o semestral es muy importante para mantener la salud de tu conejo. Los siguientes exámenes pueden realizarse a partir de los dos años para monitorearlo. Una vez que llegue a su vejez, puedes compararlos, ya que proveerán una información base sobre el estado de tu conejito. 

  • Cuadro hemático completo. Ayudará a examinar qué tan bien está funcionando su sistema inmune y también mostrará si hay alguna condición que no se puede determinar a través una revisión visual. 
  • Radiografías. Pueden identificar cálculos renales, infección en la raíz de los dientes, masas anormales y otros problemas potenciales. 

Después de un examen general, se recomienda un chequeo anual a partir de los cuatro años de edad para monitorear su estado de salud y observar el desarrollo de alguna condición que pudiera presentarse. Entre más rápido se detecte algún problema, será más fácil para el veterinario encontrar métodos para el manejo del mismo. Para conejos viejos, los chequeos anuales o semestrales pueden salvarle de un dolor innecesario...y su vida.

Como nota final, agregar que los conejos viejitos son igual de especiales que cuando eran jóvenes, puede que no sean tan activos, pero todavía tienen mucho que dar. Por favor, no descuides a tu conejito, una vez ingrese en esta etapa y dale todo el amor y cuidado que necesita. Prepárate para algunos cambios y acogelos, pero, sobretodo, acompaña a este ser tan especial en este momento de su vida.

---
Imagen: ©Gerbil - de.wikipedia

Compartir:

0 comentarios