Dar en adopción

Antes de tomar la decisión de darlo en adopción, pregúntate si es totalmente necesario hacerlo. A veces, se toman este tipo de decisiones por factores que tienen fácil solución. Recuerda que el conejito es un ser delicado, que ante cualquier cambio brusco se estresa fácilmente, lo que ocasiona posibles enfermedades. Además de los vínculos afectivos que se crean, haciendo que la separación deprima al conejito, lo que puede terminar en su muerte. 

Si es por problemas en su comportamiento: puede ser que el conejito tenga algún problema de salud y deberías, ante todo, consultar con un veterinario para descartar que se esté desarrollando alguna enfermedad. También, podría ser que ya es hora de castrarlo o esterilizarlo, si no lo has hecho. Recuerda que cuando el conejo alcanza su madurez sexual, sus niveles hormonales se elevan, provocando que quiera marcar territorio y montar y también pueden presentar conductas agresivas. Todo esto se puede solucionar realizando este tipo de procedimiento (si quieres saber más sobre castración y esterilización, haz click aquí).

Si es por alergia: deberás ser muy preciso si es el conejito quien la está causando o si es algún elemento aparte, como el heno o el sustrato. Si confirmas que es el conejito, siempre hay soluciones menos radicales que darlos en adopción - si, realmente, quieres quedarte con el conejito, por supuesto. Haz click aquí para saber cómo vivir con alergia a tu conejito.

Si es el tiempo el factor determinante: podrías intentar dándole un compañero de su misma especie. Verás como el conejito es más feliz, y el tiempo ya no sería un problema. Si optas por esta solución, recuerda que deberás ampliar el espacio para que los dos estén cómodos. 

Si decides irte de viaje por unos días y no sabes qué hacer con él y la única solución que ves es regalarlo, te decimos que tienes soluciones a tu disposición. Como primera medida, puedes mirar quién de tus amigos y familiares podría cuidarlo durante ese tiempo. También, puedes buscarle una guardería o un hogar de paso, sabemos que es difícil, pero es posible. 

Si es por espacio: ningún lugar es lo suficientemente pequeño como para que el conejito no pueda vivir cómodamente, esto si lo tienes libre dentro de casa. Recuerda que ellos se pueden entrenar para que la convivencia sea lo más armónica posible. Evita encerrarlo en una jaula.

Si ninguna de estás opciones te satisface o hay otras razones de peso, y estás completamente decidido a darlo en adopción, ten en cuenta:

ENCONTRAR UN BUEN HOGAR TOMA TIEMPO Y COMPROMISO. NO SE TRATA DE ENTREGARLO A LA PRIMERA PERSONA QUE APAREZCA.

Busca primero quién puede adoptar al conejito entre tus amigos y familiares cercanos. Esto te da la ventaja de que puedes seguir en contacto con él y puedes monitorear más fácil si sus necesidades están siendo cubiertas. 

Puedes escribirnos a info@conejoscolombia.com, indicándonos la información del conejito y adjuntarnos una foto para poder publicarlo en nuestra página y redes sociales. Nosotros te daremos instrucciones para que puedas realizar la mejor selección posible.

No dejes al conejito libre en la calle o en un parque/bosque/finca. El conejito no podrá sobrevivir en estas condiciones, ya que no está adaptado y no sabe cómo defenderse de posibles depredadores o buscar comida y agua. Evita abandonarlo a su suerte; lo más seguro es que no sobreviva y lo condenes a morir cruelmente.

Si tienes dos o más conejos y están acostumbrados a estar juntos, evita separarlos. Hacerlo se considera una crueldad, ya que ellos forman vínculos muy estrechos con sus compañeros. Nosotros conocemos conejos que mueren o se echan a la pena cuando son separados. El estrés y la tristeza causa que se depriman y se rindan ante la vida. Es una forma horrible de morir y horrible de ver. Deja que los conejos sean adoptados juntos. 

Esterilización. Antes de buscarle un nuevo hogar, lo mejor que puedes hacer es esterilizarlo - sobretodo, si son dos o más conejos. Esto eliminará el riesgo de que los hagan reproducir para vender las crías o haya gazapos no deseados. Además de reducir comportamientos no deseados como morder, orinar en aspersión, etc.  Recuerda que el procedimiento lo debe realizar un veterinario de exóticos y se puede hacer a partir de los 7 u 8 meses de edad.


Encontrando la persona adecuada


Antes de hablar con el adoptante, prepárate para hacerle una serie de preguntas. Evita entregarle tu conejito a cualquier persona. Averigua si ha tenido conejitos antes o si tiene actualmente, también, si tiene otros animales de compañía. 

En lo posible, ve a su casa y revisa el lugar que le van a adecuar al conejito. Si no te agrada, siempre puedes decir que no, de una forma cortés, respetuosa y decente. Si te gusta lo que ves y la persona parece alguien que puede encargarse del conejito y ofrecerle una buena calidad de vida, intenta llegar a un acuerdo con ella para que acepte visitas tuyas para monitorear que el conejito está bien. También, puedes pedirle que te envíe videos y fotos, como medida adicional o alternativa. 

Asegúrate que la persona puede encargarse 100% de las necesidades del conejito. Recuerda que es un animalito que conlleva mucha responsabilidad, tiempo y dedicación. La persona debe ser seria y responsable y conocer sobre los cuidados que deberá asumir.


CONSIDERACIONES IMPORTANTES AL ELEGIR UN NUEVO HOGAR


Algunas personas se comen a los conejos. Ten cuidado - especialmente, si tu conejito es grande.

Muchas personas tienen animales depredadores como animales de compañía. Aparte de perros y gatos, algunas personas también tienen serpientes o reptiles. Estas últimas buscan comida gratis para alimentar a estos animales. Si te preguntan ¿qué tan grande es el conejo? o ¿cuánto quieres por él?, se debe encender una alarma roja en tu interior. Una persona que busca ofrecerle lo mejor al conejito no hace este tipo de preguntas. 

• Tan increíble como suena, algunas personas pueden querer un animal pequeño para enseñarle a su perro a matar. Siempre pregunta si hay otros animales de compañía en la casa, dónde los tienen (al interior o al exterior), que te envíen foto, etc. 

• Aunque gatos y conejos o perros y conejos puedan ser una compañía maravillosa, ten cuidado con las personas que tengan un gato o perro que sea cazador natural o que tengan cachorros, que, accidentalmente, puedan herir al conejito. Asegúrate de que sepan cómo socializarlos y que el conejito no corra un peligro grave. 

Niños pequeños (menores de 15 años). Las personas con hijos de menos de 15 años, probablemente, estarán muy ocupadas con ellos, como para supervisar la interacción con el conejito, mucho menos mantenerlo. Los niños pequeños no son lo suficientemente maduros como para responsabilizarse por otro ser vivo. Aunque el conejo debe considerarse miembro de la familia y «todos» deberían interactuar con él, el cuidado físico del conejo debe ser responsabilidad de un adulto. 

Los niños muy pequeños pueden ser seriamente heridos por las mordidas y rasguños de un conejo asustado. A los conejos no les gusta que los alcen y pueden ser heridos de gravedad por un niño, que no entiende la diferencia entre un ser vivo y un muñeco de peluche. Evita aceptar solicitudes de personas con niños pequeños (menores de 15 años).

Santuarios o refugios. Ten muy presente que LOS SANTUARIOS NO ADOPTAN O RECIBEN ANIMALES QUE YA TIENEN HOGAR. Su misión es rescatar a aquellos animales que se encuentran en grave peligro. Duda siempre de un santuario que se ofrezca a adoptar a tu conejito. En cuanto a los refugios, aunque puedan aceptar al conejo, no te van a decir que, muchas veces, los animales que llegan tienen una alta probabilidad de que se les de la eutanasia. Además de no tener el lugar adecuado para albergar a un conejo, lo que significa que su salud puede verse afectada seriamente. Sin contar con el entorno poco adecuado, ya que, seguramente, estará en compañía de gatos y perros.

Granjas o parques temáticos. Este tipo de lugares no vela por la integridad física de los animales: largas horas de exposición diarias a miles de personas que los alimentan con cosas indebidas o los tocan, el ruido, el entorno caótico, etc. Definitivamente, no querrás que tu conejo termine en un lugar así. 

Colegios. Ningún animal debe ser «mascota» de un salón de clases. No solo porque no es el entorno adecuado para tener un animal de compañía, sino porque no se le asegura su integridad y su salud.


Una última conclusión


Esperamos que, habiendo leído todo lo anterior, te des cuenta de lo difícil que es conseguirle un buen hogar a un conejo. Esperamos que puedas reconsiderar tu decisión de darlo en adopción. Si cambias de parecer, puedes contactarnos y así asesorarte en cualquier problema que hayas tenido con el conejito y que te hizo pensar en darlo en adopción. Esto si estás dispuesto a intentarlo. 

Los conejos son animales inteligentes, sociales, criaturas sensibles y llevar uno a casa debería ser un compromiso para toda la vida.  Los conejos no son juguetes descartables, que se desechan cuando ya se ha perdido la emoción del momento o cuando se vuelven problemáticos o muy costosos de mantener. Si no puedes seguir con tu conejito, esperamos que encuentres un hogar permanente y amoroso para él. Pero no será fácil. 

Si das en adopción a tu conejito, te aconsejamos no adoptar otro animal en un futuro - al menos, hasta que no puedas asegurar que ese animal va a tener un hogar permanente por el resto de su vida. Los animales no podrán hacer operaciones matemáticas o escribir leyes, pero sienten Amor, miedo, dolor, tristeza, igual que nosotros. Por favor, comprende que al abandonarlo, le causas un trauma y una angustia muy grandes. Esperamos que no pongas a otro animalito en la misma situación.