Consideraciones antes de tener un conejito

Si has estado pensando en llevar un conejito a tu hogar, necesitas tener en cuenta los siguientes aspectos para tomar la decisión final de si es adecuado o no. Recuerda que lo más importante es que le puedas dar una excelente calidad de vida.



Longevidad

Los conejos llegan a vivir entre 8 y 10 años, incluso más.

Es necesario evaluar si nuestro ritmo de vida nos permite cuidarlos durante este tiempo. Se trata de evitar, por todos los medios posibles, que tengamos que darlos en adopción más adelante. ¿Por qué? Los conejos son animales rutinarios. Una vez acostumbrados a las personas y al lugar en donde viven, es complicado y muy estresante para ellos un cambio repentino. Además que ellos son seres que forman lazos y la separación los afecta demasiado: depresión, estrés, ansiedad, etc. 

También es importante ser conscientes de que ellos SON SERES VIVOS, no un objeto que podemos desechar a conveniencia. EVITEMOS SUBESTIMAR LA RESPONSABILIDAD QUE IMPLICA LLEVAR UN ANIMALITO A CASA.

⚠️ Algunas preguntas a hacerse son:

✔ ¿Cómo me planteo mi vida de aquí a 10 años?

✔ ¿Mi horario laboral me permite dedicarle todo el tiempo que necesita?

✔ ¿Viajo mucho? ¿Quiero mudarme a otro país o ciudad en un futuro?

✔ ¿Mis hábitos de vida concuerdan con el comportamiento de un conejo?

✔ ¿Puedo mantenerlo? ¿Mi economía es lo suficientemente estable?

✔ ¿Puedo afrontar los problemas que me puede dar un conejo? ¿Soy paciente?

✔ ¿Cuánta suciedad y destrucción puedo tolerar?

✔ ¿Seré responsable durante el transcurso de su vida?


Estabilidad economica 

Lo más olvidado.

Los conejitos no son animales de «bajo costo». Incluso, su mantenimiento puede ser más costoso que el de un perro o un gato. Que se tenga la creencia de que es un animalito «barato», no significa que esa sea la realidad. Muchas personas no tienen en cuenta que es FUNDAMENTAL tener una estabilidad económica para acoger un animalito en casa, sobretodo si no es convencional: como los conejos. Si bien es cierto que el amor que se les brinda es importantísimo e imprescindible, también hay que ser CONSCIENTES y OBJETIVOS en que esto va de la mano con la disponibilidad económica. 

La responsabilidad de tener un animalito bajo nuestro cuidado es enorme y nadie está exento de que se presente una emergencia. Es necesario hacer un presupuesto y averiguar costos, ANTES de llevar un animalito a casa. Si llegas a la conclusión de que es imposible tener un ahorro o un dinero destinado exclusivamente para ellos - especialmente para emergencias o procedimientos como la esterilización, lo mejor es que no lo lleves a casa. Además ten en cuenta que se necesita un veterinario de exóticos. Uno normal, de perros y gatos, no sirve porque no tienen experiencia en conejos.

Para conocer un presupuesto, puedes hacer click aquí.


Comportamiento



Hay que tener en cuenta que no se puede comparar a un conejo con un perro o gato. Sencillamente, porque son conejos: una especie totalmente diferente con necesidades diferentes. Habrá algunos que tengan comportamientos parecidos a estos dos animales de compañía populares, pero esto no es así en la mayoría de los casos.

Algunas personas esperan ciertos comportamientos en los conejos (dejarse alzar o consentir, venir cuando se le llama, sentarse en las piernas, jugar a buscar o traer cosas, etc.) y pueden llegar a decepcionarse de uno que no desea o es incapaz de cumplir con sus expectativas.

Antes de llevar un conejo a casa, es FUNDAMENTAL y OBLIGATORIO ser conscientes de su comportamiento real y si se está dispuesto a aceptarlo para no crear resentimientos porque no son como se espera y terminar regalandolos o abandonandolos en cualquier lugar.

Aquí una lista de comportamientos y factores generales.

 Los conejos son presa en la naturaleza. De ahí que algunos no se dejen alzar o acariciar. Algunos mostrarán actitudes agresivas, serán gruñones o muy asustadizos, como habrá otros que les guste que los alcen o los acaricen, pero estos últimos son en menor porcentaje. Es importante dejar al conejito ser para que se cree un vínculo de confianza.
Si se quiere tener un conejito para alzarlo o acariciarlo solamente, hay que reemplantearse la idea de llevar uno a casa porque no todos son así y lo más probable es que se termine con uno al que no le gusten estas cosas. A ellos les gusta más estar al lado de uno, a que los alcen. Si no se está dispuesto a aceptarlo, lo mejor es desistir.
► Roer y escarbar. Dos actividades que satisfacen su necesidad de explorar el mundo, a través de la textura y el sabor. Los conejos pueden destruir una casa, si no se les entrena o se les ofrece un entorno adecuado. También es normal que hagan una que otra travesura, así que la paciencia es esencial. Ellos roen paredes, cables, puertas, sillas, tapetes, ropa, zapatos, etc.
Madurez sexual. un conejo alcanza la madurez sexual alrededor de los 3 meses. Es entonces cuando comienza a orinar en aspersión y se vuelve más territorial y agresivo. Puede orinar las paredes e incluso el techo, a las personas, etc. Puede morder y aruñar con más frecuencia. Este comportamiento mejora con la esterilización. Si no se cuenta con el prespuesto o hay alguna condición médica que impida realizarle este procedimiento, entonces, habrá que aceptarlo y adecuarse a él.
► Los conejos hacen entre 200 y 300 cacas al día. Se les puede entrenar para que hagan sus necesidades en una esquinera. Sin embargo, hay algunos que unicamente orinaran allí y las cacas las hacen por fuera. Es una actividad que hacen casi todo el tiempo; es su naturaleza y es normal. Si no se limpia frecuentemente, la casa estará llena de estas bolitas.
► Orinar para mostrar dominancia. Pueden hacerlo en los sofás o en las camas. Esto equivale a reclamar el territorio como suyo. Si no se cuenta con la paciencia ni el tiempo para entrenarlo, entonces la convivencia se volverá muy dificil.
► Pelo. Así como los perros y los gatos, los conejos sueltan bastante pelo - sobretodo, en épocas de muda. Es normal que la ropa, los muebles, las cobijas, etc. estén llenos de sus pelitos. Hay personas a las que no les gusta esto. Si se es una de ellas, lo mejor es reeplantearse la idea de llevar uno a casa.


Espacio

Contrario a la creencia popular, los conejos NO DEBEN ESTAR EN JAULAS. 

Si se va a usar una, es solo para momentos puntuales: por ejemplo, que aún se esté entrenando al conejito y tenga que quedarse solo en casa (una vez entrenado, la jaula ya no será necesaria). Aun así, es mejor un corral que una jaula, ya que les da más espacio y libertad de movimiento.

Una vez entrenado y que se tenga pleno conocimiento de su comportamiento, el conejito debe estar libre DENTRO de casa y se deja la puerta del corral abierta para que entre y salga a su gusto. Es NECESARIO adecuar la casa para que sea segura y que el conejo no se haga daño ni ocasione problemas (alejar plantas que pueden ser venenosas para él, cubrir cables, bloquear áreas en las que no se quiere que entre, etc.).

Además de esto, un conejo encerrado en una jaula es más propenso a desarrollar comportamientos destructivos o agresivos, debido al estrés y al aislamiento. Esto último es muy importante, ya que un conejo encerrado se sentirá solo y triste: son animales muy sociables, que requieren compañía.
Finalmente, que un conejito tenga un espacio en casa, que considere su territorio es muy importante, ya que necesita un lugar donde refugiarse y estar en privado. Allí se coloca su cama, su comida, etc.


Tiempo

Los conejos son animales que requieren MUCHÍSIMA atención. 

Además de tener que realizar una limpieza diaria de su entorno, peinarlos 2 veces o más por semana - dependiendo de su tipo de pelo, alimentarlos, etc. Ellos necesitan ejercitarse, jugar, correr y son animales sociales que requieren cariño y atención. Si notas que el conejito va a pasar mucho tiempo solo y encerrado, es mejor evitar llevarlo a casa. Si a nosotros no nos gusta vivir en soledad, mucho menos a ellos, que son gregarios. Ningún animal merece que se le encierre en una jaula: esto lleva a que desarrollen comportamientos agresivos o compulsivos, se depriman y enfermen. 


Evitar darlos como regalo / No son animales adecuados para niños

Los animales no son regalos, premios o juguetes; son seres vivos. 

Un amplio porcentaje de conejitos regalados, acaban abandonados a los pocos meses, principalmente, porque la persona no se encuentra preparada o no quiere asumir la responsabilidad de cuidar un animal tan complejo.

Aún así, si tienes en mente darle un conejito a alguien, es mejor que preguntes antes si tiene la disponibilidad mental y económica para asumir esa responsabilidad. Es importante que le des a conocer todos los aspectos que conlleva brindarle un hogar a uno de estos animalitos: espacio, tiempo, economía, comportamiento, alergias, etc.

Por otro lado, es pésima idea darlo de «obsequio» a un niño - tenga la edad que tenga. Generalmente, se buscan como regalo de cumpleaños o por querer satisfacer un capricho del niño, sin analizar detenidamente los pro y los contra de llevar un conejito a casa. Aparte hay que tener en cuenta que UN NIÑO NO SE HARÁ RESPONSABLE DEL CUIDADO DEL ANIMALITO, LO MÁS SEGURO ES QUE LE TOQUE AL ADULTO. Todavía hay gente que piensa que es responsable regalar a un niño, que todavía no puede hacerse cargo de sí mismo, otro ser vivo del que cuidar durante los siguientes 8 a 10 años. NO SON JUGUETES QUE SE PUEDEN GUARDAR CUANDO EL NIÑO YA SE ABURRE DE ELLOS.

ES IRRACIONAL Y POCO RESPONSABLE DEJAR UN CONEJO - O CUALQUIER OTRO ANIMAL - BAJO EL CUIDADO DE UN NIÑO.

Muchos conejitos terminan abandonados o dejados en la calle a su suerte, debido a que los padres tienen una idea errónea sobre el verdadero comportamiento y cuidado de estos animalitos y se los regalan a sus hijos, creyendo que son animales «baratos» y de fácil mantenimiento, que se dejarán acariciar y alzar cuando los niños quieran. 

Es triste que se regalen animales sin una reflexión previa, pretendiendo que son objetos desechables, de los que nos podemos deshacer cuando nos estorben.

Los regalos, una vez agotada la «novedad», pueden perder interés para las personas y acaban siendo abandonados o regalados a quién sea para «librarse» de ellos. Los animales son SERES VIVOS que SIENTEN Y SUFREN: no pueden ser apartados sin más, sin que esto conlleve para ellos acabar enjaulados, abandonados en la calle, sacrificados, torturados o atropellados. 

RECUERDA: los animales son seres sintientes, no objetos para regalar o juguetes momentáneos para los niños. LLEVAR UNO A CASA ES UNA RESPONSABILIDAD PARA TODA LA VIDA.

Más sobre conejos y niños aquí.


Alergias

¿Sabes si eres alérgico a estos animalitos o al heno (alimento principal que se debe tener siempre a su disposición)? 

Puedes realizarte pruebas para determinar si lo eres o no. También recomendamos que si vives con otras personas, preguntarles y si no saben, sugerirles que se realicen la prueba también. Esto se recomienda con el fin de evitar el abandono del animalito - que esperamos que no seas de aquellas personas - o que tengas que darlo en adopción.


Con esto no buscamos desanimarte, sino que seas consciente de la responsabilidad de tener un animal de compañía. Esperamos que esto sirva como punto de partida para que tomes la decisión correcta y así ayudemos al bienestar de estos bellos seres.