La navidad y los conejos no se mezclan


Los conejos no son regalos ni juguetes. Son criaturas vivas y frágiles, que necesitan de un cuidado especial y una familia que se comprometa a hacerse responsable de ellos por 10 años o más. NO SON UN ANIMAL DE COMPAÑIA PARA NIÑOS. Tienen un comportamiento complejo, que no todos pueden comprender ni tienen la paciencia necesaria.

Sabías que


  • Los niños pequeños y los conejos no son una buena idea. Muchos conejos terminan con su columna o patas rotas, debido a que los alzan incorrectamente o los dejan caer.
  • Los conejos son animales de alto mantenimiento. Tienen una alimentación específica, necesitan de un veterinario especializado en exóticos (un veterinario conevencional de perros y gatos no sirve. No tiene el conocimiento ni la experiencia para tratar este tipo de animales) y deben manejarse con mucho cuidado (su columna es muy frágil y cualquier accidente puede ser fatal. Además que, al ser un animal presa en la naturaleza, son muy asustadizos y situaciones como el querer alzarlos o acariciarlos sin que ellos quieran les genera un estrés enorme. Debido a esto, pueden presentar una serie de enfermedades)
  • Muchos conejos son abandonados o permancen encerrados en una jaula, cuando se pasa el momento de euforia. 
 
Por favor, no adoptes o compres por impulso. Toma una decisión basada en una investigación profunda sobre los cuidados reales de un conejo. Por la salud del conejito, asegúrate de que sea un adulto el responsable de su cuidado y siempre supervisa cuando los niños interactuen con él.

Un conejo es una compañía asombrosa, siempre y cuando recuerdes esto: no es un juguete para niños. Es un ser vivo y requiere un compromiso de 10 años o más.

Algunos enlaces de interés, si estás pensando en tener un conejito:

Compartir:

0 comentarios