Conejos bebé huérfanos: ¿qué hacer?



Si la madre aún vive, recuerda que, generalmente, las conejas alimentan a los gazapos una vez en el transcurso de la noche, por lo tanto, no debes asumir que su mamá no los está cuidando, si no la ves amamantando. Revisa el vientre de los gazapos en la mañana para ver si están redondos y cálidos - esto significa que la madre los está cuidando. En caso contrario, que su vientre esté vacío, se vean arrugados y azules, podría ser que la mamá no los está atendiendo apropiadamente. 

En la rara situación que te encuentres con un gazapo huérfano, ya sea porque su mamá no lo quiere cuidar, está enferma o haya muerto, te corresponderá a ti alimentarlo y cuidarlo. Es muy importante que no lo sobre-alimentes - está es una de las causas principales de muerte en gazapos, ya que les provoca una enfermedad mortal en el intestino.


Alimentación


1. La mamá aún vive, pero no los alimenta

Arma un nido que sea de fácil acceso para que los pueda alimentar. Asegúrate que los gazapos no puedan escapar del nido. Puedes colocar un caja con una entrada baja para que la madre entre, pero que los gazapos no puedan salir. Coloca una cobija, heno y el pelo que se haya quitado la coneja para armar el nido. Esto lo debes ubicar en un lugar tranquilo, ya que allí pondrás a la coneja y a sus gazapos. 

Antes de re-ubicar a los conejos, deberás lavarte las manos con un anti-bacterial, luego impregnalas con heno y toca a tu conejita para que cuando cojas a los pequeños, no queden con un olor que la coneja no reconozca.  

Gentilmente, coloca a la coneja sobre los gazapos para que se alimenten. Durante este proceso deberás tranquilizar a la conejita para que los bebés puedan alimentarse sin problemas. Si logran alimentarse, lo más seguro es que, de ahí en adelante, la conejita lo haga sola. 

2. La mamá está enferma, se rehúsa a cuidarlos o murió

En este caso, tendrás que alimentar a los gazapos con un biberón o jeringa. 

Lo primero es que ubiques a los gazapos en un lugar tranquilo y sin mucha luz. Puedes colocarlos en una caja y usar una cobija para mantenerlos calientes. Los debes tapar completamente con la cobija para que esté oscuro hasta el momento en que abran sus ojos. No pongas calor extra si el lugar ya tiene, al menos, entre 15° y 21°; el calor excesivo puede ser mortal. Si está muy frío, puedes poner una botella con agua caliente envuelta en una toalla. Asegúrate que los conejitos se puedan mover a un área más fresca, si les da mucho calor. 

Usa leche para gatos bebés, la formula más adecuada es la de la marca Royal Canin (la consigues en cualquier centro veterinario). Si el gazapo no ha tomado leche durante sus primeros días de vida, deberás agregarle a la formula calostro en polvo. Es muy importante que lo hagas, ya que esto contiene anticuerpos que ayudan al sistema inmunologico de los gazapos. Sin esto es poco probable que sobrevivan. 

Para alimentarlos puedes usar un biberón - el más pequeño que encuentres (también los venden para gatos) - o una jeringa (sin aguja). Siempre realiza este procedimiento con el conejito sentado y ERGUIDO. La jeringa debe apuntar hacia un lado de su boca o abajo para que el conejito no aspire, si sale demasiado líquido.

Deberás esterilizar la jeringa o biberón después de cada uso. Después de lavarlos con agua y jabón (si usas biberón, recuerda lavar muy bien la parte donde se enrosca la tapa y el cuello del biberón porque allí tiene a acumularse suciedad), déjalos en agua hirviendo durante 15 o 20 minutos. 

Si los gazapos aún tienen los ojos cerrados, deberán ser alimentados dos veces al día hasta el destete. Además, deberás estimularlos para que orinen y defequen. Para este procedimiento, puedes usar una toalla o algodón humedecido en agua tibia - no fría - y masajear su área genital y anal hasta que hagan sus necesidades.

Esta estimulación la harás únicamente hasta que abran los ojos. Estás imitando el comportamiento de su madre, que los lamería para ayudarlos a que hagan sus necesidades para mantener el nido limpio.

Preparación de la formula

  • 100 cc/ml de leche Royal Canin para gatos bebes. 
  • 15 cc/ml de calostro - el calostro lo venden en capsulas para consumo humano, dependiendo del tamaño, deberás calcular cuántas capsulas necesitas para la composición de la formula. 
  • A la hora de alimentarlos, puedes rociar un poquito del polvo de las capsulas de probioticos (también para humanos) para mantener la flora intestinal saludable.

Cantidad de alimento

Aliméntalos dos veces al día (en la mañana y en la noche). La leche debe estar caliente (lo suficiente para no quemarlos).

  • Recién nacido: 2.5 cc/ml, cada vez que lo alimentes. 
  • Una semana: 6 - 7 cc/ml, cada vez que lo alimentes. 
  • Dos semanas: 12 - 13 cc/ml, cada vez que lo alimentes. 
  • Tres semanas a seis semanas: 15 - 25 cc/ml cada vez que lo alimentes. Puedes introducir heno y concentrado. 
  • Seis semanas a ocho semanas: En este periodo, comienza el proceso del destete. Tendrás que diluir la leche en agua gradualmente, hasta que pierda el interés. Puedes comenzar diluyéndola de a pocos e ir aumentando progresivamente.

Nota:

  • Si los conejitos son muy pequeños, deberás darles menos cantidad. ¡No los sobre-alimentes! 
  • Se recomienda que peses a los gazapos todos los días para verificar que estén subiendo de peso. De no ser así, deberás darle más cantidad de leche o incrementar las veces que los alimentas. 
  • Durante las dos primeras semanas no manipules a los gazapos, a excepción de la hora de alimentarlos.


Si tienes un saludable conejito adulto en casa, puedes recolectar su cecotrofos (las heces suaves, brillantes y en forma de racimo, que los conejos suelen comer - ver nuestra guía de heces aquí) y mezclarlos con la leche para gatitos para darle a los gazapos bacterias normales para su tracto gastrointestinal. Solo un cecotrofo por día, durante 4 o 5 días. Esto es muy importante para los conejitos de menos de una semana de edad. 

Una vez abran los ojos, puedes darles concentrado y heno. 

Finalmente, es muy importante que durante todo este proceso cuentes con un veterinario especializado para que te pueda guiar y responda todas tus dudas. Haz click aquí para encontrar un veterinario en tu ciudad.

___
Imagen de cabecera: ©Jinny Wong

Compartir:

0 comentarios