Mitos sobre conejos bebés



La mayoría de las personas sienten que deberían elegir un conejo joven cuando deciden tener un conejo como animal de compañía. Sin embargo, esta elección podría ser la equivocada. 

Mito: un conejo joven es más fácil de entrenar para que haga sus necesidades en una caja

Verdad: un conejo adulto, esterilizado o castrado, es más fácil de entrenar que un bebé. Como un niño pequeño o un cachorro, un conejo joven tiene accidentes y necesita ser limpiado durante el entrenamiento. Cuando el conejo alcanza su madurez sexual (entre 3 y 6 meses), puede comenzar a orinar en aspersión y parecerá como si todo tu esfuerzo para entrenarlo y que hiciera en su caja de baño se hubiese perdido. En este punto, es cuando debes esterilizarlo o castrarlo - para saber más sobre este procedimiento haz click aquí.

Mito: mi hijo necesita un conejo bebé, así pueden crecer juntos. 

Verdad: tu hijo no sabrá cómo cuidar de un conejito y podría hacerle daño. El conejo es responsabilidad de un adulto, sin importar la edad que tenga el niño. Los conejos son animales físicamente delicados y son una mala elección para un niño. Los conejos no están diseñados para aferrarse cuando son alzados. Si el conejo es completamente un miembro de la familia y el juego con él es supervisado, entonces un niño puede crecer con un conejo. Un conejo adulto exigirá el máximo respeto de un niño.

Lectura recomendada: Conejos y niños: ¿es posible?

Mito: los conejos bebés son naturalmente dóciles.

Verdad: los conejos jóvenes son activos, juguetones y roen todo lo que ven. Son más destructivos que la mayoría de conejos adultos. Además, es muy difícil de determinar cuál será la personalidad del conejito cuando sea adulto. 

Mito: los conejos bebés aman ser alzados y mimados.

Verdad: la mayoría de los conejos bebés están muy ocupados corriendo como locos por la casa, metiéndose detrás de los armarios, mordiendo las mesas y alfombras como para ser alzados por mucho tiempo. A medida que el conejo va creciendo, se apaciguará y se sentará a tu lado, quizás, le gustará ser cargado o quizas, no. Por supuesto, cada conejo, como las personas, es diferente. Estas son observaciones generales.


Así que, ¿quién debería tener un conejo bebé?


Un conejito bebé es una buena elección para alguien que:

  • Tenga mucho tiempo, una casa que soporte ser roída y una residencia estable. 
  • Espere accidentes cuando el bebé olvide dónde queda la caja de baño. 
  • Sea paciente y no grite cuando descubra que sus nuevos zapatos han sido mordisqueados. 
  • No se vaya por mucho tiempo y deje a un bebé hiperactivo encerrado en una jaula. 
  • Sepa que el hermoso bebé podría ser mucho más grande cuando crezca y tener una personalidad diferente de adulto. 
  • Entienda que cuando el conejo madure, necesitará ser castrado o esterilizado y no se quede pasmado cuando el lindo bebé orine las paredes. Sabe que esto se detendrá, una vez esté esterilizado o castrado. 

Tanto los conejos bebés como los adultos, necesitan ejercicio y desafíos y no deben estar encerrados en una jaula.

___
Fuente: Rabbit.org
Traducción: Conejos Colombia
Imagen: wallcoo.net 

Compartir:

0 comentarios